Insistiendo. Hembrismo=marxismo cultural=comunismo.

"Haga usted como yo: no se meta en política"
traca
Mensajes: 7446

Insistiendo. Hembrismo=marxismo cultural=comunismo.

Mensaje#1 » Jue Jul 12, 2018 11:11 am

Y cabe añadir a la madre de la criatura.- sionismo.

Me sorprende ver que poco a poco la prensa se va sumando a la denuncia de lo evidente, y es que hoy, la sociedad, está gravísimamente amenazada por el totalitarismo comunista, que ha encontrado en el "feminismo" y la ideología de género la herramienta idónea para destruir la libertad y encaramarse al Poder tras una falsaria imagen de defensa de derechos sociales. Aunque el objetivo inconfesado no es otro que el de la destrucción absoluta del ser humano, pero ya sería tema de religión y viene recogido en la Biblia.

Bien, aquí un artículo de la Tribuna del País Vasco:

Hembrismo, comunismo y marxismo cultural

Es público, el feminismo rampante que dirige los actos de la ministro Calvo. Toda esta chabacanería circense del mal llamado lenguaje “inclusivo” busca estigmatizar al hombre hasta insospechados límites. Ideas peregrinas como demoler el diccionario de la “Real Academia de la Lengua”, un igualitarismo absurdo cuya reciprocidad requeriría cambios como “Realo Academio del Lenguo”, qué disparate.


Tan aberrante resulta la intención de modificar “la diccionaria” cómo transformar la sociedad española, hoy “laboratorio sociológico marxista” desde la educación según los dictados del marxismo cultural. En un orwelliano giro político, la mal llamada “Ley de Memoria Histórica” oculta que los marxistas dieron cinco golpes de Estado desde el Pacto de San Sebastián, Sus falsedades son hoy materia de obligado estudio en Andalucía. Nuestros críos aprenden que Carrillo o "La Pasionaria" fueron unos acrisolados demócratas y no los principales responsables, junto al PSOE, de la guerra civil y del último genocidio cristiano del siglo XX que se vivió en España.


Transformar la sociedad desde la mentira historicista y la modificación del lenguaje es Gramsci en estado puro, y el PSOE, es el reo del último vértigo comunista que llega de la mano de Podemos. Esta situación nos sitúa en "1984", un libro escrito en el ambiente de 1936, tras la criminal experiencia miliciana cuyo horror relató con espeluznante crudeza Eric Arthur Blaid anticipando lo que la ministro Calvo o “Calva” empieza a ejecutar.


El “Ministerio de la Verdad” y el de “Justicia popular” están a la vuelta de la esquina. Se legisla en caliente tras tener en las calles a “las manadas” marxistas exigiendo una sentencia condenatoria, haya pruebas o no, obviando los preceptos de una ley indulgente con el violador que legislo el populista PSOE.


Los jueces son tachados de burgueses fascistas, alejados del deseo popular que la ministro Calva legislara, y sus nombres, domicilios y familias señalados públicamente hasta que algún descerebrado “lanzas” cometa un acto irreversible, como ocurrió en 1936 con D. José Calvo Sotelo, responsable de la primera ley de sufragio femenino durante el gobierno del general D. Miguel Primo de Rivera, padre de José Antonio.


El último disparate de la inquisidora Torquemada “Calva” con la masculinidad se cometerá pronto, aunque os confieso que como hombre heterosexual ya tome las medidas preceptivas para que no me afecte, y aquí declaró públicamente sin rubor alguno, que tras años de ejercer el ludismo y la lujuria en ibiza, hoy ejerzo la misoginia y el onanismo con sincera y honesta devoción, y no porque me falten señoras, señores o señoros con los/las/les que retozar.


“No es no”, es el dictado bajo el que la próxima ley de género explicitará que si una mujer no da un consentimiento expreso afirmativo, lease SI, los hombre seremos reos de violación. Entiéndanlo; si una mujer te acusa sin pruebas de haber sido violada vas preso. Sí y sí. Algo que ya ocurre con la actual Ley de Género. Si por algún infortunio te ves denunciado, la presunción de inocencia no nos asiste a los hombres.


En mi opinión, viendo el corte gramsciano-marxista y los eslóganes de estas feminazis que florecen en universidades como Somosaguas (“Machete al Macho” - “hetero muerto abono pa mi huerto” - “Patriarcado y capital, alianza criminal”) nuestras feminazis actuarán cual mantis religiosa, un espécimen feminista que tras gozar de la fertilización complaciente del macho alfa de turno, lo devoran vivo.


Mi relato no sonará nuevo para quien conozca las teorías políticas de la feminista Valerie Solana “SCUM” (Society for Cuttin up men - Sociedad para la eliminación de los Hombres). Asistimos a lo que el marxismo cultural lleva desde décadas promulgando: “de la lucha de clases a la lucha de sexos” que su pionera diseño, Valerie Solana, una esquizofrénica que intentó asesinar a Andy Warhol tras verse rechazada por él, hoy referente del peor feminismo español.


Si quieren comprender las bases teóricas del nuevo hembrismo que promueve el marxismo cultural (de la lucha de clases a la lucha de géneros), busquen el “Manifiesto SCUM” de 1967. Piedra filosofal del actual feminismo. Os será útil para argumentar de qué va el hembrismo que ha sustituido al feminismo tradicional: hacer del hombre un criminal genético como afirma la comunista Manuela Carmena: “La violencia está en el código genético de los hombres”, a pesar de que el 87% de los niños asesinados lo son por sus madres.


El actual hembrismo que promueve el comunismo se construye sobre ese documento que mucho me temo en España tomará cuerpo de ley. La presunción de inocencia masculina demolida y los hombres, tras una fecunda y satisfactoria cópula, hechos presos. Olvídense del afecto, el cariño o la galantería, el natural cortejo de cualquier especie, o el amor que hasta los cisnes se profesan de por vida, también serán derogados.



No me pregunten las razones. "Hay que acabar con el estereotipo del amor romántico: es machismo encubierto", según Carmen Calvo.


“Nuestra democracia se autodestruye porque ha abusado del derecho de igualdad y del derecho de libertad, porque ha enseñado al ciudadano a considerar la impertinencia como un derecho, el no respeto de las leyes como libertad, la imprudencia en las palabras como igualdad y la anarquía como felicidad” (Sócrates)

https://latribunadelpaisvasco.com/not/9 ... -cultural/

Volver a “Política”

cron