Y llegó el gran día...

"Más vale quedarse callado y parecer imbécil, que abrir la boca y despejar todas las dudas"
Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Y llegó el gran día...

Mensaje#1 » Dom Nov 13, 2016 7:31 am

Llueve y hace frío, pero veinte años después, veinte kilómetros me esperan hasta la meta camino San Sebastián.
Soy todo un manojo de nervios, y por tanto me duele más el cuerpo. A ver si tengo suerte y este me respeta un poco.
Durante el recorrido, muchos amigos, familiares y conocidos.
Vaammoosss, jajaja!!! ;)

Avatar de Usuario
Estela
Mensajes: 6604

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#2 » Dom Nov 13, 2016 1:20 pm

Felicidades, Muga. Sabía que conseguirías estar en esa o en otra carrera, siempre te lo dije. El resultado no importa, lo has logrado, estoy muy orgullosa de tener un amigo tan valiente.

:kisscheek:

Avatar de Usuario
Jimena
Mensajes: 1694

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#3 » Dom Nov 13, 2016 6:00 pm

Muga escribió:Llueve y hace frío, pero veinte años después, veinte kilómetros me esperan hasta la meta camino San Sebastián.
Soy todo un manojo de nervios, y por tanto me duele más el cuerpo. A ver si tengo suerte y este me respeta un poco.
Durante el recorrido, muchos amigos, familiares y conocidos.
Vaammoosss, jajaja!!! ;)


Y qué tal ?? Espero que todo bien aunque solo el participar ya es un éxito .
Ya nos contarás . :kisscheek:
Y DE PASO CAÑAZO ....

Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#4 » Lun Nov 14, 2016 8:05 pm

No recordaba yo que hace veinte años teníamos por aquí unos otoños tan preciosos. Hoy, durante la carrera, en ciertas zonas se veían pequeños bosques de muchos colores.
Quizás, porque uno según se va haciendo más mayor, se va percatando más de todas las maravillas que nos rodean.
La carrera también ha cambiado mucho de aquellos años en la que yo la corría. Las nuevas tecnologías hacen que la salida sea graduada, en vez de salir todos a la vez. Cuando me tocó mi hora de salida, el primero ya había llegado a la meta.
La organización es una maravilla, cuidan hasta el más mínimo detalle, con trenes, metros y autobuses lanzaderas puestos para la ocasión. Al ser una carrera que empieza en un sitio y acaba en otro, la organización es muchísimo más complicada.
Durante el recorrido, gente gente y más gente animando. También diferentes puestos con música a tope, batucadas, que hacen que el palizón sea menor.
El paso por la ciudad de Rentería es brutal, da la impresión de que todo el pueblo se agolpa a un lado y al otro de la carretera y no dejan de animar, una pasada.
Ya llegando a Donosti, en el alto de Miracruz, de nuevo la marea humana de aficionados se deja ver, y así hasta la meta, en la que cada vez hay más gente y cada espectador te aplaude y te anima, como si te conociera de toda la vida.
Increíble el público y esa manera de agradecer el esfuerzo de esos miles y miles de aficionados al deporte.
No es de extrañar por tanto, que todo el mundo que viene a esta carrera alucine con ella, y es que no es para menos.
De mi; decir que después de cuatro años de lesiones y más lesiones y de mi enorme cabezonería, pude cumplir con mi reto, y de paso también realizar mi sueño.
A pesar de que en el kilómetro doce la piramidal me empezó a causar problemas, disfruté de la carrera como un puto enano, y en cada control de los que había puestos cada cinco kilómetros, fui mejorando y avanzado posiciones siempre. Así que me supe dosificar bastante bien, para acabar la carrera con un tiempo de 01:42:53.
Mis emociones en esta ocasión no se desparramaron, pero estoy convencido que lo harán algún día de estos en soledad.
Feliz, por mi enorme constancia, por no arrojar jamás la toalla, y por cruzar esa meta.

Gracias, Gloria. Te he leído en otro hilo, y decirte que lo siento mucho, que es una putada y una crueldad que alguien tan joven abandone este mundo.
Un beso y mucho ánimo.

Gracias, Jimena, sobre lo que me has preguntado, creo que ya te he respondido con la crónica. ;)
Un beso, guapa.

Y a ti, Estela, que te voy a decir. Estaba casi convencido de que algo dirías. Quizás por el aprecio y cariño mutuo que nos tenemos, y también porque como ya te he dicho en más de una ocasión, eres un encanto de persona.
Un besazo.

Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#5 » Lun Nov 14, 2016 10:16 pm

Gracias, Gloria.

De Pedro Nimo...

BEHOBIA-SAN SEBASTIAN, EL VALOR DE LAS PERSONAS
el 14 Noviembre 2013. Publicado en Blog
El primer día que me hablaron de esta carrera, sentí que quería correrla algún día, escuché con atención y cierta envidia a aquella persona que participó en la prueba y volvió afirmando con rotundidad; "Es la mejor carrera del mundo, con diferencia" ...

En aquel momento, sus palabras me parecieron algo exageradas, pero mentiría si dijese que ese mismo instante no pensé... La ganaré algún día!!! , esa misma gana se alimentó con las palabras de mi buen amigo Rafa Iglesias, con la insistencia de Asier Cuevas o Daniel Bargiela en que la corriese... hasta que, hace unos meses, decidí que sería el primer objetivo para mi, en esta nueva temporada. Marqué en rojo la fecha y planifiqué sacrificando otras pruebas para llegar a la BSS2013 en las mejores condiciones.

Y por fin llegó el día!, el pasado viernes, partía rumbo San Sebastián con mi amigo Marcos Pereiro, pues él no dudó en acompañarme y vivir juntos esta "aventura", un viaje divertido y lleno de risas, cómodo y ameno, hasta el punto de hacerse corto, a pesar de los casi 800 kms... El Ford Kuga de mi patrocinador Gonzacar hizo el resto.

A nuestra llegada, de cena a un tailandés con uno de esos "galeguiños na diáspora", Ivan. Al terminar dicha cena, y justo cuando nos disponíamos a pagar, unas chicas tuvieron un "error de cálculos" y parecían tener un pequeño problema. Cuando ya estábamos fuera les comenté a Ivan y Marcos; "Chavales, yo creo que les faltaba algo de pasta... yo fui chavalito y mis bolsillos estaban siempre a cero...", entré y les pregunte "cuanto les faltaba", les dejé 20€ mientras me prometían que me los devolverían, a lo cual les dije; "si me animáis el domingo en la Behobia, me doy por pagado" , ya a 100 mts, una de ellas vino corriendo y me pregunto mi nombre...

El sábado amanecimos con un guía de lujo, uno de esos amigos que conoces gracias a este deporte y cuando menos lo esperas, en mi caso, mis primeras palabras con este caballero, Sergio Román, fueron en los primeros compases de un maratón de Berlin... pues bien, nos recogió en el hotel, e hizo de guía y consejero, nos enseñó a Marcos y a mi el circuito en coche y nos explicó cada una de sus dificultades. Después obligada visita a la impresionante feria del corredor, donde miles de aficionados, compartían, disfrutaban y comentaban productos y novedades. En esta visita, me entregaron mi "nueva pareja de baile", las Skechers GORUN, (realmente rápidas, ligeras y sorprendentes), de allí, vuelta al hotel y rodaje suave de 30´ por La Concha, para probar y ablandar las zapas y soltar piernas del viaje... tarde de descanso, recogida de dorsales, cena y a dormir...

Empezábamos el domingo bien temprano, con un desayuno suave y una vez preparado, coche de la organización rumbo Behobia... Marcos y yo bromeábamos con Sergio, al tiempo que alucinábamos con las decenas de caminantes que realizaban el recorrido con sus mochilas, empezábamos a sentir "el milagro humano de la BSS" , cada minuto, cada gesto nos hacía ver que esta era una prueba distinta. A nuestra llegada a la salida, paseo para empaparnos de un compañerismo y camaradería geniales, miles de atletas, siempre respetuosos, organizados e ilusionados, se disponían nerviosos, a esperar su momento para calentar y posteriormente, salir a gozar del asfalto.

Empezaba mi calentamiento con Chema Martinez uno de los grandes y que tiene en esta prueba una legión de incondicionales, que raro se me hacía verlo de Adidas!!!, jajaja, arreglábamos el mundo un rato y nos cambiábamos para disponernos a partir hacia la línea de salida... Marcos me daba un abrazo y deseaba suerte con esa mirada "pilla y confiada"... y ya estábamos corriendo!!!...

Cada km había más y más público, un público animoso, entendido, respetuoso y entregado, demostrando que sentían la prueba como algo muy suyo, comenzaban con su particular maratón, pues si yo corrí poco mas de 1 hora, ellos animaron durante mas de 2!!!... pronto nos quedamos Marc Roig, Chema y yo en cabeza, alternándonos el mando de la carrera, hasta que se produjo el cambio que definió la misma, Marc atacó, Chema se quedó... y yo a mi vez, unos 500 mts después, cambié de ritmo al propio Marc, para empezar a poner tierra de por medio entre nosotros.

Esto sería en el km 10-11, y justo allí, en el ecuador, tuve un gran "toque de atención", en una curva, antes de entrar en la zona del puerto, uno de los grandes, mezclado entre el público, como "uno más", estaba Javi Gómez Noya , jaleando y empujando, siempre discreto y humilde, me decía ese "Vamos Pedrito!!!...", desde allí hasta meta, GENTE, GENTE, GENTE... algún guiño con Felix Sanchez "ese fotógrafo de mi vida", (pues a él le debo algunos de mis mejores recuerdos como atleta), el grito de la última cuesta de Asier Cuevas yyyy... gente, gente, público, público... gritos, ánimos, aliento, cariño, respeto, admiración, reconocimiento... desde allí a meta, los pelos de punta y sensaciones indescriptibles. Ya en el tramo final, el griterío ensordecedor y un sueño hecho realidad, 100 mts antes de la meta, me paraba, reflexionaba y agradecía y dedicaba mi triunfo a todo un pueblo vasco que adoro, a todo un colectivo de compañeros corredores y "sufridos aficionados" que dificilmente podré pagar nunca... para cruzar la meta en una nube.

Entrega de premios, entrevistas, comentarios varios, control antidoping y disfrute del gran ambiente, los atletas continuaban llegando, algunos incluso mas efusivos y contentos que yo...

En esto, una de las voluntarias abrió la carpa y me dijo, Pedro, hay unas chicas que insisten mucho en verte... SI!, las ñinas que sin quererlo se convirtieron en mis primeras y obligadas animadoras!, venían con un cartel con mi nombre y 20€ en la mano, un agradecimiento indescriptible y el mejor regalo o lección, el ser humano vale mucho la pena estas niñas me quisieron devolver unos 20€ que no quise, pues con su gesto, me pagaron miles de euros, o más bien, renovaron una fe que NO se paga con dinero.

Volvía a mi hotel con ganas de celebrar el triunfo y la llegada a meta de Marcos, si hace un año fumaba, ahora mi gran y entrañable amigo, era capaz de completar estos 20 kms!... todo era alegría, hasta bromas con el orgulloso taxista que "tenía el honor de llevar al hotel al ganador", cuando recibía una llamada, "una corricolari se ha muerto"...

He de reconocer que lloré en la ducha, durante unos minutos reflexioné sobre todo lo vivido y lo rápido que había sido todo... pensé y pensé, a mi salida de la ducha, el trofeo y la txapela parecían no ser los mismos. La celebración quedó eclipsada y sin sentido y de esto, pase a una tarde de cama y bajón. Me di cuenta de que el circuito de esta carrera es extremadamente duro y exigente, NO especialmente hermoso, pero el público y su calor lo hacían increíble! esta prueba en otro sitio no tendría éxito, pero en este caso, DESCUBRÍ EL VALOR DE LA BEHOBIA-SAN SEBASTIÁN, su valor esta en las personas, su público y corredores son únicos en el mundo, hacen que las cuestas sean menos cuestas y son capaces de hacerte sentir valorado y respetado, hacen que cada atleta se sienta triunfador y ganador, pues valoran el esfuerzo, la entrega, valoran que "les regales lo mejor de ti".

El resto de esta historia, tristemente ya lo sabéis, "tomé una decisión que me apuntan", pero que no es más que fruto y reacción a unas muestras de humanidad y respeto que muy pocas veces antes había vivido, y en ningún caso en esta cantidad e intensidad.

A Zizur NO fue Pedro Nimo del Oro, a Zizur fue un representante del atletismo y los atletas populares a despedir a una compañera, ARANTZA no te conocía, pero eras, eres y serás "una de las nuestras" puede que la mayoría te olvidemos, pero tu familia y amigos NUNCA lo harán, te has ido, pero estás y siempre estarás muy presente, al igual que GUILLE ,(un atleta que hace 4 años atropellaron en Villagarcía), y muchos otros compañeros corricolari que "ya se han ido".

Este deporte es tan grande que tanto los atletas como sus familias y aficionados, se han encargado de demostrarnos una y otra vez, que están por encima de cualquier título o medalla, que este deporte esta hecho de y por personas, que somos un colectivo unido, solidario, que cuando nos ponemos las zapatillas, se rompen barreras, clases sociales, clichés... y un larguísimo etc

Doy las gracias al atletismo por sus lecciones y doy las gracias a todos mis compañeros, un día alguien me escribió la frase que muchos sabéis...



"Pedro corre, pero muchos empujan"...



Así lo siento, así me siento, alguien querido y con la llamada de la familia de Arantza, todavía más, gracias por hacerme sentir especial y querido, pero NUNCA OLVIDÉIS, QUE ME HE IDO TRANSFORMANDO EN LO QUE ESTE DEPORTE Y VOSOTROS HABÉIS IDO ALIMENTANDO, citaría nombres y anécdotas, pero ya me he extendido demasiado, lo dicho, gracias a este deporte por lo mucho que me ha dado y enseñado, por mi parte, ya se el secreto de la Behobia, su secreto no es otro que LAS PERSONAS, LOS SERES HUMANOS... y "el ser humano puede ser maravilloso"



Manténganse jóvenes y bellos!!!

Avatar de Usuario
Estela
Mensajes: 6604

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#6 » Lun Nov 14, 2016 10:45 pm

Muga escribió:No recordaba yo que hace veinte años teníamos por aquí unos otoños tan preciosos. Hoy, durante la carrera, en ciertas zonas se veían pequeños bosques de muchos colores.
Quizás, porque uno según se va haciendo más mayor, se va percatando más de todas las maravillas que nos rodean.
La carrera también ha cambiado mucho de aquellos años en la que yo la corría. Las nuevas tecnologías hacen que la salida sea graduada, en vez de salir todos a la vez. Cuando me tocó mi hora de salida, el primero ya había llegado a la meta.
La organización es una maravilla, cuidan hasta el más mínimo detalle, con trenes, metros y autobuses lanzaderas puestos para la ocasión. Al ser una carrera que empieza en un sitio y acaba en otro, la organización es muchísimo más complicada.
Durante el recorrido, gente gente y más gente animando. También diferentes puestos con música a tope, batucadas, que hacen que el palizón sea menor.
El paso por la ciudad de Rentería es brutal, da la impresión de que todo el pueblo se agolpa a un lado y al otro de la carretera y no dejan de animar, una pasada.
Ya llegando a Donosti, en el alto de Miracruz, de nuevo la marea humana de aficionados se deja ver, y así hasta la meta, en la que cada vez hay más gente y cada espectador te aplaude y te anima, como si te conociera de toda la vida.
Increíble el público y esa manera de agradecer el esfuerzo de esos miles y miles de aficionados al deporte.
No es de extrañar por tanto, que todo el mundo que viene a esta carrera alucine con ella, y es que no es para menos.
De mi; decir que después de cuatro años de lesiones y más lesiones y de mi enorme cabezonería, pude cumplir con mi reto, y de paso también realizar mi sueño.
A pesar de que en el kilómetro doce la piramidal me empezó a causar problemas, disfruté de la carrera como un puto enano, y en cada control de los que había puestos cada cinco kilómetros, fui mejorando y avanzado posiciones siempre. Así que me supe dosificar bastante bien, para acabar la carrera con un tiempo de 01:42:53.
Mis emociones en esta ocasión no se desparramaron, pero estoy convencido que lo harán algún día de estos en soledad.
Feliz, por mi enorme constancia, por no arrojar jamás la toalla, y por cruzar esa meta.

Gracias, Gloria. Te he leído en otro hilo, y decirte que lo siento mucho, que es una putada y una crueldad que alguien tan joven abandone este mundo.
Un beso y mucho ánimo.

Gracias, Jimena, sobre lo que me has preguntado, creo que ya te he respondido con la crónica. ;)
Un beso, guapa.

Y a ti, Estela, que te voy a decir. Estaba casi convencido de que algo dirías. Quizás por el aprecio y cariño mutuo que nos tenemos, y también porque como ya te he dicho en más de una ocasión, eres un encanto de persona.
Un besazo.


Un nombre flota en el aire, Muga, y yo quiero escribirlo. Valentín también estuvo allí. Él te dio fuerza, él te ayudó a llegar a la meta porque siempre estará a tu lado.

Felicidades, eres un crack. Sigue adelante, no te pares nunca.

Amigos para siempre pese a la lejanía :kisscheek:

Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#7 » Lun Nov 14, 2016 11:43 pm

Sabes Estela; Valentín también estaba en la crónica, y fue en el momento en el cual empecé a escribir desde el corazón. Y a éste le di cabida en el escrito, por las injusticias de la vida, por lo sufrido, por lo luchado, y por lo conseguido. Pero al final edité y borré. No sé porqué lo hice...
Eso sí, él estuvo conmigo durante una parte del recorrido, porque mi mente me lo permitió y fue muy hermoso.
Sólo sé, que cuando crucé la meta levanté los brazos al igual que lo hace un vencedor entrando en ella.
Tampoco sé porqué lo hice, pero tuve la necesidad de hacerlo.
Mi novia, que me vio llegar a la meta, me contó que se emocionó. La pobre me ha tenido que aguantar bastante, entre «el que ahora estoy muy bien, creo que puedo correrla» hasta principios de esta semana pasada «pufff, no lo sé, no estoy bien, no me veo capaz de salir».
En estas dos últimas semanas, sólo dos entrenamientos, de siete y cuatro kilómetros, porque mi cuerpo no daba para más. Así que finalmente decidí que sea lo que Dios quiera, pero que de este año no pasaba sin intentarlo, porque igual la duda hubiese permanecido en mi mente demasiado tiempo, y yo esto no me lo podía permitir.
Al final, al llegar a la meta, mientras me dirigía hacia donde estaban algunos amigos y la moza, tuve diez minutos para mi sólo, pero fueron diez preciosos minutos, en los cuales hice un recorrido por lo acontecido en estos últimos años, y fue bonito (también triste), pero me sentí dichoso y en paz conmigo mismo.
Luego ya, besazo y abrazo a la novia, a los amigos que también habían corrido algunos, y después cayeron unas cuantas cervezas bien merecidas.
Gracias de nuevo por tu enorme sensibilidad, Estela.
Un besazo, dulces sueños.

Avatar de Usuario
Jimena
Mensajes: 1694

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#8 » Mar Nov 15, 2016 12:07 am

Me alegro muchísimo de que todo te saliera bien , eres un valiente y lo que sentiste es muy bonito .

Ahora a esperar al año que viene que seguro que también participas ..

Me ha gustado el relato que de la carrera hizo Pedro Nimo ese año llegó el primero , he estado buscando los ganadores de este año y veo que ha sido tercero !
Y DE PASO CAÑAZO ....

Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#9 » Mar Nov 15, 2016 8:07 am

Gracias, Jimena.
Ahora toca recuperar, dejar de lado el atletismo por un tiempo o darle un poco pero de manera más pausada.
Habrá que hacer bici y natación que me castigan menos el cuerpo.
Sí, el relato de Pedro Nimo es bien bonito, y viene a contar lo que muchos de nosotros sentimos y la identificación que tenemos con esta prueba.
Viniendo de él, creo que todavía se puede entender un poco mejor.
Un beso, buen día. ;)

Avatar de Usuario
Muga
Mensajes: 4441

Re: Y llegó el gran día...

Mensaje#10 » Mar Nov 15, 2016 6:44 pm

Yo sigo en la nube, y así seguire un tiempo.
Cositas que me voy encontrando por ahí, de un tal David (gracias por esta hermosa crónica):


Ese gol en chilena en el último minuto de partido, ese setlist perfecto que siempre has querido que tu grupo toque en directo, ese capítulo final de una deliciosa novela que ya aventuras a spoilear mentalmente… Perder el tiempo imaginando escenarios perfectos es quizá una actividad improductiva, pero muy saludable, que reporta jolgorio cuando en ocasiones se convierten en realidad. En ese ejercicio onanista, uno de los momentos que más disfruto es cuando me pongo a elucubrar como sería la carrera popular (versión masiva) que soñaría correr. Pues para mí la Behobia – San Sebastian es lo que más cercano ello, lo que una carrera debería ser … si tuviera un precio más razonable.


Lugar: De Irún a San Sebastian.
Fecha: 13 de noviembre (desde las 10 h con salidas escalonadas).
Participación: Unos 31.000 inscritos (25.318 llegados a meta)
Tipo: Asfalto.
Precio: 45 euros .
Obsequio: Camiseta* y medalla**.
Distancia: 20 km.
Servicios: Guardarropa, masajes, duchas, bus lanzadera, avituallamiento líquido y sólido en carrera (agua, isotónica, frutos secos, gominolas y fruta) y tras cruzar meta (agua, isotónica, refresco, fruta, caldo, dulces, bocadillo).
Circuito: Con salida y meta en cada extremo del recorrido y perfil totalmente rompepiernas, es un trazado exigente para noveles y no apto para buscar marcas.
*Que apoquinas con tu inscripción.
**Al cruzar la meta

Behobia es su gente
Es cierto, no tiene el recorrido mas vistoso de las que he participado (aunque sí cumple con dos de los preceptos que a mí más me gustan: salida y meta en ambos extremos y desniveles para no aburrirte; por cierto, muchas ganas de probar esa Media de Hondarribia que me han chivado que es una preciosidad). Pero quién necesita esas vistas (bueno, sí, yo!) cuando tienes las mejores que un corredor puede desear: un muro de gente que se extiende a lo largo del recorrido y que no paran de soltar aúpas con nombres y apodos a todo aquel que ese día se ha colocado rectamente el dorsal.

Me quedo corto para relatar lo impresionante que es, no ya ver desperezarse Irún con los vecinos en posición de guerra dándote ánimos, o toda Errenteria de punta a punta agolpada en las aceras gritándote y aplaudiendo con el paso de los corredores, o ya San Sebastian recibiendo el último aliento de los animadores para que llegues con una sonrisa a meta. No, eso sería lo típico. A mí lo que me ha dejado alucinado es encontrar por carreteras que vete tú a saber cómo han llegado ahí si parece el fin del mundo a gente que se pone a animar como cosacos; comprobar como cada año hay personas que se convierten en historia de la carrera por venir a animar año tras año haciendo que el saludo a su lado sea toda una tradición (gracias a Carlos por avisarme!); que una voluntaria te cuente que ha salido maravillada viendo en esta carrera como desde los élite hasta el corredor que va a llegar ya cuando muchos han tomado el camino de vuelta a casa te están dando las gracias por sencillamente estar ahí como si fuesen ellos embajadores de la propia carrera (lo son: desde el que está a las 6 de la mañana vendiendo billetes en la estación de tren hasta el que reparte la manzana en meta).

Es certificar que, más que una carrera, la Behobia – San Sebastian es una comunión total entre corredores, afición y voluntarios. Una forma de reivindicar el deporte como uno de los mejores vínculos sociales que existen.

Reconozco que iba a la carrera con una mezcla de ilusión y pavor por la intensidad de los piropos (confío en el infalible buen boca oreja de los colegas -confirmados en el Trail de Bisaura, por poner un ejemplo-, pero unas expectativas demasiado altas pueden acabar por dejarte un regusto agridulce si no se cumplen por completo), pero lo que me comentó un compañero de que era una etapa del Tour pero en carrera a pie… Vamos, que es eso. Se me ha hecho cortísima y en el km 17 no quería que se acabase (también he ido a otro paso del que estaba acostumbrado), con eso lo digo todo. Momentos de piel de gallina, momentos de ojos humedecidos.


Vaya pedazo de organización que se gastan
Lo de antes era la esencia de la carrera y lo de ahora es lo práctico, que es igual de importante: la organización te pone lo indispensable y algo más para que esa magia surja efecto.

La verdad es que he me ha sobrevenido un complejo de Paco Martínez Soria visitando la ciudad o, desde el otro lado del espejo, de urbanita yendo a buscar bolets encandilado por esa seta roja con motitas blancas, que me o quedo para mí, pero es algunas de las cosas de la organización me han dejado con la mandíbula en el suelo: las consignas a la hora de recoger el dorsal o ya en Behobia, lo de los cajones móviles de salida (por cierto, de ahí sale un buen debate por el alto número de descalificados porque creo que muchos han sido de manera involuntaria), la cuenta atrás en pantalla; la multitud de lavabos; las banderolas de taxi como puntos de abandono; los siete (sí, siete) avituallamientos de carrera perfectamente localizables (yo siempre los prefiero a dos bandas pero sé que en algunos puntos no hay espacio para ello, y eran enormes de extensión), ordenados y muy bien servidos; el adelantar unos cientos de metros el avituallamiento sólido del líquido; un montón de speakers a lo largo del recorrido para animar el cotarro, liebres para cada cajón aunque se repita el color…

Y en el resto de aspectos (recogida dorsal, señalización, puntos kilométricos) casi todo sin mácula.

La sensación es que es una carrera que se va valiendo de su propia experiencia para año tras año anotar todo aquello que se puede mejorar y poner en práctica una medida que funcione en la siguiente edición mirando de proporcionar una mejor experiencia al corredor (minipunto a favor por lo de facilitar el cambio de dorsal hasta una semana antes de la carrera). Yo valoro mucho aquellas carreras que saben asumir culpas de inmediato (porque todos podemos caer en el error) y se ponen desde ese día a buscar un remedio para que no vuelva a suceder, en este caso viene al recuerdo el fallo en los avituallamientos fruto de la ola de calor de la pasada edición, de la que tomaron nota y han mirado de revertir ya no solo a efectos prácticos (más agua) sino yendo un paso más allá: la web es una enciclopedia realmente útil de consejos y ayuda para el corredor (luego os cuento uno que me ha dejado flipado, quizá porque soy un friki de los datos).


Masiva, que no masificada
El mejor calificativo que se me ocurre para definir la perfecta organización de la Behobia es que en ella todo fluye. Fluye en el sentido que desde el momento que te levantas, llegas a la zona de parking, te llevan a la salida (bueno, vas, que tienes que pagar billete de tren, el bus lanzadera sí que es gratis), saludas, calientas, te posicionas, te hacen la cuenta atrás, tomas la salida, corres (o vives la Behobia, que sería otra forma más poética de contarlo), cruzas la meta, te ponen la medalla, comes y te vas a animar al resto de compañeros… todo ello funciona como una maquina engrasadísima (salidas escalonadas, cajones móviles, paneles con la cuenta atrás y avisos de megafonía…) en la que no existe ningún tipo de freno, y sin que favorezca o perjudique sea cual sea tu ritmo y dorsal. Y todo desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la tarde y con más de 25 corredores en carrera.

Es una auténtica gozada que te den el pistoletazo de salida y que desde el minuto cero (bueno, casi cero, la primera rotonda es problemática con gente saltando la mediana para evitar empujones) no te tengas que preocupar de otra cosa que de correr al ritmo que tú quieras y disfrutar del ambiente de la carrera.

behobia-safe

Behobia SAFE: esto es una pasada
Una aplicación para ayudarte a preparar tu estrategia de carrera teniendo en cuenta tu objetivo, la distancia total y la meteorología prevista y teniendo de base el histórico de tiempos de pasadas ediciones. Me parece una genialidad, un instrumento de lo más útil para ir sobre seguro si no las tienes todas contigo o si buscas un objetivo de marca concreto y deseas saber donde toca frenar y donde acelerar el ritmo sin gastar más de la cuenta. Es cierto, perdemos esa maravilla del atletismo que es el arte de la improvisación (yo soy de esos y bien orgulloso de meter la pata con deleite) pero para aquellos que son un manojo de dudas y les gusta tener las cosas bien atadas les va a venir de perlas.

___

A mejorar
behobia-san-sebastian-fotos-03

Ese precio me deja tiritando
– “Joder, qué carrera más guapa”

– “… pero, joder, qué cara la inscripción. Y ya no te cuento el finde porque vaya burradas hay que pagar por una pensión regularcilla”

– “Ya… pero da más que la media de carreras que he corrido. Y la experiencia… Buf, vaya maravilla”

– “Pero no deja de picarme el alma y si la inercia es la de ir subiendo precios… no sé yo”

– “… y… Mierda, ya me veo el año que viene rapiñando para volver aquí”.

Más o menos ésta es la conversación matutina que tengo conmigo mismo. La Behobia es una joya, la organización es de quitarse el sombrero, la experiencia es de las que se te quedan marcadas en la retina. ¿Vale la pena? Pero de calle. ¿Valdría más la pena a un precio más razonable (recuerdo que cuesta el doble que la mayoría de media maratones)? Sería lo más adecuado porque yo sí que estoy dispuesto a pagar ese plus de más que da la carrera (realmente creo que lo vale) pero hasta el extremo de alcanzar los 45 €… hay ya me toca hueso.

Pero pica más de lo que en un principio puede parecer porque alrededor de la Behobia se genera una espiral de oferta y demanda e inflar precios (si fuesen más friendly tendrían un corredor en noviembre y un potencial turista en verano) que hacen que ese fin de semana salga por un ojo de la cara si no estás avispado (ofertas las había pero hay que ser ágil y tener una experiencia para cazarlas al vuelo). Vamos, que los que tenemos la economía justa de ir haciendo malabarismo para llegar a fin de mes hemos de ser conscientes que si queremos a Behobia te tienes que quitar de otras cosas. Y hacer el sube y baja sábado/domingo con el porrón de horas en coche es una matada (vivo ejemplo), aquí lo ideal es llegar el viernes.

¿Si volvería a repetir? Por supuesto (aunque todo dependería de mi coyuntura monetaria). Parece una contradicción, y seguramente lo sea (y hasta contraproducente porque con otras carreras no actuaría igual), pero como me decían muchos compañeros con varias Behobias a sus espaldas es que es una carrera única en la que vale la pena el dispendio.

Otros detalles
Jpeg

Colas a la intemperie (y con lluvia ) para entrar a la Feria. De 20 a 40 minutos el sábado por la tarde donde pasamos de ese chirimiri placentero a jarrear agua constantemente. La cola se produjo porque se había cubierto el límite de capacidad del recinto y había que esperar que los de dentro saliesen para poder entrar los que esperaban. Nada que reprochar por cumplir estrictamente con las normas de seguridad, sí que quizá hay que incidir en que el velódromo se ha quedado pequeño en horas punta (suele pasar en carreras con participaciones altas, aquí se agrava la molestia por la lluvia) y más si se usa el ir a buscar la camiseta ahí dentro como gancho para acudir a la propia feria montada. Habría que buscar alguna solución.
Señalizar más el avituallamiento final de la carpa de meta. Muchos novatos (a mí me fue de un pelo) se lo saltaron porque pensábamos que todo estaba en la bolsa que te dan justo al cruzar la meta, y resulta que había una carpa con más alimento (dulces, coca cola, frutos secos, bocadillo… de alguna cosa escaseo al final me comentan). Ojo, que estaba indicado en la web los mapas (o sea, que podía haberme fijado más), pero algún cartelillo por la zona viene genial para refrescar la memoria.
Faltan papeleras en la zona de meta. Con lo cuidadosos que son en carrera (esos vasos de cartón para que los desechos queden limitados a un espacio reducido y limpiarlo con más celeridad) me ha extrañado mucho comprobar la inexistencia (o su escasez, no tengo ojo para comprobar cada esquina; lo que sí puedo confirmar que no eran fáciles de localizar) de papeleras en la zona de meta más allá de las del propio mobiliario urbano (a reventar). Yo al final cargué en mi mochila la basura que generé del avituallamiento final y una bolsa tirada en el césped de una isleta (y con la parra llegó todo hasta Barcelona…), pero desazona ver imágenes como las de la foto: ambas partes deberíamos poner de nuestras parte (no se trata tanto de limpiar rápido -que seguro que se hace- como de ensuciar lo mínimo posible y facilitar la tarea a los encargados a la hora de recoger) para demostrar así también nuestro respeto por la ciudad que nos acoge.

___

Preguntas populares
Soy un principiante ¿es una carrera apta para mi?
No, antes hay que tener algo de base antes de situarse en la línea de salida. Que no te engañe su carácter masivo y popular, el recorrido de la Behobia – San Sebastian se las trae y no es apto para los que comienzan en esto de hacer el molinillo con las piernas. Antes debes haberte curtido en carreras de distancias inferiores y en alguna media maratón suave.

¿Puedo hacer marca?
Lo único que te queda es batirte a ti mismo cada año. 20 km es una distancia poco usual en el mundo del atletismo popular (y yo veo bien que no busquen convertirse en otra media maratón más, perdería personalidad) y el perfil de la carrera ya te indica que va a haber tramos en los que tocará bajar una marcha. Pero siempre puedes retarte intentando batir el tiempo que hayas conseguido en años pasados (ahora comparando resultados con las dos ediciones previas que son las del nuevo circuito) e incluso jugar a rebajar marcas redondas (sub 1h30′, sub 2h…).

Volver a “Tertulia”

cron